Cargando ...

Australia y Nueva Zelanda inician con victoria el camino en su Mundial

Nueva Zelanda y Australia inauguraron el jueves el Mundial Femenino con sendas victorias en casa, ambas por marcador de 1-0, en el primer torneo mayor de fútbol para mujeres celebrado en dos países.

Ambos encuentros registraron una asistencia acumulada de más de 115.000 espectadores, un récord de afluencia para el fútbol femenino.

En el partido inicial de la jornada inaugural, Nueva Zelanda logró un sorpresivo triunfo ante Noruega, su primera victoria en un torneo mayor de fútbol femenino.

Las “Football Ferns” neozelandesas vencieron con una anotación de la delantera Hanah Wilkinson al minuto 48 ante 42.137 aficionados que desafiaron el frío invernal (austral) para apoyar a su selección en el Eden Park de Auckland.

La acción se desplazó posteriormente a Sídney, donde Australia venció a Irlanda con un gol de penal de la defensa Steph Catley ante 75.784 espectadores, señal del interés en este torneo que apunta a ser el más seguido y rentable en la historia del fútbol femenino.

El partido de Nueva Zelanda-Noruega comenzó con un minuto de silencio por las víctimas de un tiroteo el jueves en Auckland que dejó dos muertos, además del atacante.

La policía cree que el ataque no está relacionado con el Mundial, ni fue motivado política o ideológicamente, y su autor tenía un historial de violencia familiar y problemas de salud mental.

Nueva Zelanda llegó al Mundial sin grandes pretensiones, después de cinco torneos seguidos sin una sola victoria. Por el contrario, Australia, décima en el ranking mundial, llegó con expectativas de avanzar de la fase inicial.

En su partido del jueves, las “Matildas” fueron más persistentes en el ataque y control del balón durante la primera parte, en que las irlandesas plantearon un cerrojo defensivo con rápidos contragolpes.

El esquema rindió frutos en los primeros 45 minutos para Irlanda, debutantes en un Mundial Femenino mayor, mientras Australia acusó la ausencia de su delantera emblemática Sam Kerr, aquejada de una lesión de pantorilla que la tendrá alejada de las canchas al menos un partido más.

La defensa Steph Catley rompió el cerrojo mediante lanzamiento de penal al minuto 52, luego de que la atacante Hayley Raso fuera derribada en el área.

Irlanda modificó su disposición en los últimos 20 minutos, adelantando líneas en busca del empate, y logró poner en aprietos a la zaga australiana.

El partido terminó con Australia cuidando la ventaja mínima en el marcador ante las arremetidas irlandesas.

El torneo binacional va camino de batir récords de asistencia. Las autoridades de la FIFA aseguran que ya vendieron 1.375.000 boletos, más que en todo el Mundial de Francia-2019.

Sin embargo, todo indica que el grueso de esas entradas se vendieron en Australia y en mucho menor medida en Nueva Zelanda, donde se percibe menos entusiasmo por el Mundial Femenino.

About admin

Check Also

Egan Bernal, cuarto en la etapa 6 de la Vuelta a Suiza y continúa en el podio de la general

Egan Bernal volvió a dar muestras de su buen momento deportivo en la presente edición …