Cargando ...

Colombia amplía su invicto, rompe la maldición ante Rumania e ilusiona con la Copa América

La Selección Colombia avanza con paso firme de cara a la Copa América 2024. Este martes 26 de marzo concluyó su gira europea con victoria por 3-2 frente a Rumania, su bestia negra en los Mundiales. Jhon Córdoba, Jhon Arias y Yaser Asprilla se encargaron de darle las alegrías a la Tricolor en el Cívitas Metropolitano de Madrid.

Inicio de ensueño para Colombia

Desde los primeros minutos, el cuadro comandado por Néstor Lorenzo impuso condiciones. Al tener el balón lograba potenciar el conjunto a partir de rápidas combinaciones; sin la esférica, lograba maniatar a su contrincante a partir de la presión alta. El primer aviso colombiano llegó a los 2 minutos, cuando James Rodríguez desbordó por derecha y envió un centro envenenado que Radu Drăgușin, intentando rechazar, por poco mete en su portería.

La insistencia tuvo premio rápidamente. Transcurridos 6 minutos de juego, Jhon Arias comandó el ataque por el centro del campo y abrió por izquierda para Luis Díaz, quien intentó encarar a su marcador, pero tuvo que retroceder con Jhona Mojica. El lateral del Osasuna envió de primera un sensacional centro que Jhon Córdoba capitalizó con un certero remate de cabeza. Primer tanto del chocoano con la casaca de la Selección.

Instantes después llegó la reacción rumana, cuando Olimpiu Morutan robó un balón en la salida cafetera y logró asociarse con Nicolae Stanciu, quien avanzó por izquierda y envió un centro rasante. A la altura del punto penal apareció Denis Alibec para rematar de primera, pero le erró al balón y Camilo Vargas terminó aprovechando el enredo del delantero para encajonar el balón.

El juego aéreo fue fundamental

Con la tranquilidad de tener la ventaja, Colombia lucía un poco más libre en el campo e intentaba apelar al juego colectivo. Si bien trató de seguir presionando la salida, lo hizo únicamente cuando el equipo europeo dudaba al salir con balón dominado.

Los balones aéreos empezaron a ser la principal arma ofensiva. Precisamente a los 22′, Johan Mojica levantó un entro pasado desde sector izquierdo que encontró en absoluta soledad a Richard Rios. El volante de Palmeiras cabeceó contra el césped, pero justo el balón pegó en la humanidad de un rival. Cuatro minutos después, el turno fue para James Rodríguez, quien envió un centro englobado desde la derecha y Jhon Córdoba ganó por arriba, pero su disparo llegó lento a las manos de Horațiu Moldovan.

En cuanto a los rumanos, su aproximación más clara fue a través de Olimpiu Morutan, que a los 28 minutos recibió al borde del área, recortó hacia adentro con facilidad y sacó un disparo potente, el cual se fue rozando el palo de la mano derecha de Camilo Vargas.

Colombia siguió de largo

Pasada la media hora de partido, los dirigidos por Néstor Lorenzo ampliaron diferencias. En un balón dividido por sector derecho, Daniel Muñoz habilitó con un espectacular taconazo a Richard Rios, quien avanzó con libertado hasta la línea final para enviar un centro a media altura. Jhon Córdoba amagó con rematar y dejó pasar el balón para que, detrás de todos, Jhon Arias controlara y definiera con un remate cruzado. Era un solo del equipo nacional.

El tercero pudo llegar instantes después, cuando Córdoba, a puro lomo, le ganó la posesión a un defensor dentro del área y centró para el remate de primera de Arias, pero el balón le quedó muy encima y terminó sacando un disparo manso a la humanidad del arquero Horațiu Moldovan.

Infortunadamente, la primera mitad concluyó con malas noticias. Muñoz sintió una molestia física y terminó siendo sustituido por precaución. En su lugar ingresó Santiago Arias.

Complemento igualado

Para la segunda parte, Colombia bajó en su intensidad y le cedió el balón a Rumania, que fue incapaz de generar ocasiones de verdadero peligro. Claro está que lo intentó primero con Olimpiu Morutan con un potente remate encajonado por Camilo Vargas; después con un borbollón dentro del área que Denis Alibec intentó rematar, pero Vargas salvó, no sin antes recibir un golpe en su rostro.

La Selección respondió a través de su máxima figura: Luis Díaz. El hombre del Liverpool recibió por izquierda, recortó hacia adentro a puro lujo y sacó un disparo sensacional, pero aún mejor fue la estirada de Horațiu Moldovan. Guantazo a mano cambiada para salvaguardar su portería y enviar el balón al tiro de esquina.

El entrenador Edward Iordănescu decidió mover su banquillo y entre las sustituciones estuvo Ianis Hagi, hijo del mítico Gheorghe Hagi, quien fue verdugo de Colombia en los Mundiales de 1994 y 1998.

Goleada colombiana y susto rumano

La parsimonia cafetera concluyó a los 79′. Luego de una brillante jugada colectiva, Joha Mojica desbordó por izquierda y envió un centro rasante que llegó a Santiago Arias. El lateral recibió al borde del área y pivoteó para Yaser Asprilla, quien a puro lujo recortó hacia afuera y sacó un remate cruzado que dejó sin opción a Horațiu Moldovan. Segundo tanto del jugador del Watford con la camiseta de la Selección.

Pero la alegría fue desapareciendo en el cierre del compromiso. Cuatro minutos después (83′), un grosero error en salida de Jefferson Lerma fue aprovechado por Ianis Hagi, quien robó y dentro del área fusiló a Camilo Vargas. La historia de la familia Hagi frente a Colombia continúa…

Y para meterle más tensión a un partido que parecía controlado, en tiempo de reposición llegó el segundo de los europeos. Un espectacular pase largo fue controlado a la perfección por Dennis Man quien avanzó a pura velocidad, regateó a Johan Mojica y envió un centro rasante que Florin Tănase aprovechó para anotar con un disparo ajustado al palo.

Finalmente fue victoria 3-2 para Colombia y con ello amplía su invicto a 18 jornadas sin perder bajo el mandato de Néstor Lorenzo.

About admin

Check Also

Clasificación general del Giro en la etapa 12: Daniel Martínez y Einer Rubio, en el Top 10

La etapa 12 del Giro de Italia terminó en victoria del francés Julian Alaphilippe, quien …