Cargando ...

Stephen Williams conquistó la Flecha Valona y Santiago Buitrago fue el mejor colombiano

La edición 88 de la Flecha Valona, disputada entre Charleroi y Huy con un recorrido de 198.6 km, fue para el galés Stephen Williams (Israel Premier Tech), quien sorprendió a propios y extraños con un ataque a 300 metros de meta, en medio de un día exigente marcado por la lluvia y el frío.

Williams (Aberystwyth, 27 años), ganó por sorpresa, por anticipación y por fuerza soltando un ataque demoledor a apenas 300 metros de meta, lejos para lo habitual en el Muro de Huy, una iniciativa que nadie pudo seguir, por lo que el galés celebró en meta la octava número 8 de su palmarés.

El nuevo rey de la Flecha Valona, ganador este año del Tour Down Under, marcó un tiempo de 4H40′25″, a una media de 42,5 kms/hora. Le siguieron en la cima del muro, ya haciendo eses, el francés Kevin Vauquelin (Arkea) y el belga del Lotto Dstny Maxim Van Gils. A 3 segundos cruzaron Cosnefroy y el colombiano Santiago Buitrago, que terminó en la quinta colocación.

Desarrollo de la carrera

No faltó la escapada de turno en esta edición de la prueba valona, esta vez con presencia de Txomin Juaristi (Euskaltel Euskadi), acompañado por Calmejane, Jousseaume, Chzhan, Whelan y Meens. Un proyecto condenado en una clásica donde la gestión de la victoria se centra en el escenario del ascenso al Muro de Huy, en el Camino de las Capillas, donde se vive la gloria o el calvario.

La renta llegó a lo 4′30″, muy lejos de meta, con la intención clara del UAE Team de no permitir demasiadas alegrías. Todo quedó en un dulce sueño vivido entre el frío, el aguacero e incluso la nieve. A 69KM de meta quedaron delante 45 corredores que se iban a jugar el premio gordo en Huy.

Lo intentó en solitario el danés Soren Kragh al frente, pero fue alcanzado en el último de los cuatro pasos por la Cota de Ereffe, donde los 36 perseguidores ya iban desplegando estrategias para la llegada.

Este año, las dificultades se centraban en los cuatro ascensos respectivos a la Cota de Ereffe (2,2 km al 5,4) y al Muro de Huy (1,3 al 9,5 y rampas del 20). En el último ascenso al Muro, en el Camino de las Capillas famoso, se desplegaron las hostilidades. El Decathlon tensó el ritmo en el último kilómetro para Cosnefroy, pero saltó Benoot para poner delante el amarillo del Visma. En la parte más dolorosa, con la pendiente al 20 por ciento, apareció Williams como un cohete, disparado sobre su bicicleta.

El galés abrió hueco de inmediato, fulminante, tal vez un poco lejos, pero apretó los dientes y resistió hasta la raya de meta. Ya iba al límite, pero alzó los brazos como ganador de la Flecha Valona. Un triunfo por todo lo alto. Con ello sucedió en el palmarés al esloveno Tadej Pogacar, ganador en 2023.

About admin

Check Also

Junior empata, termina líder de la fase de grupos y espera rival en octavos de final

Junior y Botafogo se enfrentaron en el estadio Metropolitano de Barranquilla en el último duelo …